Running y mucho más

Corre libremente

Los vegetales son para los runners

Para cualquier persona, una dieta basada únicamente en alimentos de origen vegetal puede suponer un desafío. ¿De donde se saca la proteína? ¿Y el calcio y la vitamina D? ¿No voy a poder hacer un fideua de marisco? Tanto más en el caso de un deportista de resistencia, donde la proteína juega un papel fundamental para crear músculo.

Sin embargo, lo cierto es que una dieta basada solo en alimentos vegetales puede ser muy adecuada para cualquier atleta de resistencia. No se suelen tener en cuenta, pero los alimentos vegetales tienen una gran cantidad de fitonutrientes, vitaminas y minerales que aceleran el proceso de recuperación después de un entrenamiento, además de mejorar la salud en general.

Los vegetales son para los runners

Este es un planning de 4 comidas con el que puedes alimentarte únicamente de alimentos vegetales, a la vez que aportas a tu cuerpo toda la energía y nutrientes que necesita después de un entrenamiento.

Desayuno

Cada mañana, independientemente de si es un día de entrenamiento o no, se empieza el día con energía con un tazón de gachas de avena. La avena le proporciona al cuerpo hidratos de carbono complejos que se descomponen durante todo el día, suministrando al cuerpo una fuente de energía constante.

Para hacer las gachas, puedes hervir los copos de avena en agua o leche vegetal durante 10 minutos, hasta formar una especie de papilla. Después le puedes añadir semillas de lino machacadas, canela, arándanos, frambuesas, trozos de manzana y nueces.

Las bayas tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan en la prevención de lesiones o dolor durante el entrenamiento, mientras que la manzana tiene mucha fibra para que te sientas saciado.

Media mañana

Antes de la comida o después de un entrenamiento lo mejor es un batido o smoothie, que permita recuperarse al cuerpo rápidamente y prepararse para la siguiente actividad. Cuando los batidos se hacen con los ingredientes adecuados, suponen un aporte nutricional muy alto en un solo vaso. Se puede hacer con frutas frescas y congeladas (plátanos, bayas, etc.) leche vegetal (almendra, soja o leche de coco), verduras de hoja verde (espinaca y la col rizada) y proteína en polvo.

Comida

La comida es una de las comidas más importantes del día. Por eso, una ensalada grande de diferentes hojas verdes con un aderezo, es perfecta. Si tienes más hambre, puedes terminar con una hamburguesa de verduras o legumbres que aportan proteínas.

Cena

Ya que la comida está saturada de alimentos crudos, la cena se compone a menudo de alimentos cocidos. Las legumbres, los granos y un surtido de verduras a la plancha suele ser lo más sencillo. Por ejemplo, un arroz salvaje recién cocido, verduras a la plancha y batatas con una ensalada verde.

Las legumbres permiten a los músculos recuperarse para el día siguiente, además tienen mucha proteína vegetal, así como fibra y minerales, sin las grasas saturadas que se consumen al comer carne, como las recetas de solomilloalwhisky.com y http://lubinaalhorno.com.es. Los diferentes tipos de legumbres ofrecen cantidades variables de proteínas, aunque si se consume una dieta rica en verduras, granos y legumbres, no hay que preocuparse mucho de la ingesta de proteínas.